Análisis: Starlink: Battle for Atlas

En el E3 de 2017 Ubisoft nos sorprendió a todos presentando Starlink, una combinación juguetes y videojuegos que tan mal le funcionó a Skylanders en su última entrega. La fórmula parecía quemada, muy quemada. Este año pudimos ver por fin el juego en profundidad y la verdad es que convenció y además la versión para Nintendo Switch incluía un cameo del equipo Star Fox con una aventura original. Sin embargo, con el juego en nuestras manos y tras decenas de horas, ¿sigue convenciendo? Vamos a verlo.

La trama

La Iniciativa Starlink está formada por un equipo de lo más variado, en él hay humanos, alienígenas de diferentes planetas e incluso robots, que, en el fondo, son también alienígenas. El creador de Starlink es Víctor St. Grand, quien, tras conocer a un alienígena llamado Judge, aprende a refinar nova, la cual sirve de combustible y de este modo pueden surcar el espacio a bordo de la Equinox. De este modo la Iniciativa Starlink viaja rumbo a Atlas con el objetivo de encontrar a más alienígenas de la raza de Judge.

Sin embargo, este viaje no va a ser un camino de rosas ni mucho menos. Además de las criaturas que viven en cada uno de los planetas del sistema Atlas, nuestros protagonistas se encuentran con Grax, el líder de la Legión Olvidada. Un ser malvado que busca apoderarse de los conocimientos de Judge y St. Grand para convertir electrum, materia prima que abunda en los planetas, en nova y con esa fuente de energía ilimitada hacerse dueño de toda la galaxia.

Una trama en la que abundan los clichés de series de animación, no en vano, el juego en sí parece una serie de animación de Boing para todos los públicos. Siendo sinceros, eso no le sienta nada mal. El desarrollo de los acontecimientos son bastante predecibles, pero con el doblaje al castellano completo y las geniales voces, que dotan de enorme carisma a los personajes, no puedes evitar encariñarte con ellos y, por consiguiente, engancharte al juego.

El equipo Star Fox

La historia que he comentado en el bloque anterior es la historia genérica del juego en todas sus versiones. La historia del juego en sí, vaya.

La versión para Nintendo Switch de Starlink: Battle for Atlas contiene una historia adicional. Una en la que nuestros queridos héroes del sistema Lylat son los protagonistas. En este capítulo extra tendremos que dar caza a Wolf O’Donell, el archienemigo de nuestro héroe Fox McCloud, quien ha venido al sistema Atlas a forjar nuevas alianzas con el fin de conquistar el sistema Lylat, ¡qué novedad!

Un capítulo que estará disponible desde el comienzo de la aventura y, de este modo, Fox estará como personaje seleccionable desde el principio, así como su nave, el Arwing. Además habrá escenas de vídeo donde saldrán todos los héroes de Lylat junto con los miembros de la Iniciativa Starlink, un crossover curioso sin duda.

El sistema Atlas

El sistema Atlas está formado por 7 planetas. Todos ellos tienen flora y fauna propia, aunque, por desgracia, es bastante escasa. Cada planeta apenas contará con animales grandes y plantas propias contadas con los dedos de una mano y minerales, que en algunos casos son comunes entre todos los planetas.

En cada planeta hay un buen número de asentamientos, los cuales tendremos que despejar de enemigos para que se unan a la inciativa Starlink. También podremos encontrar Agujas de los Guardianes, en las cuales tendremos que resolver un sencillo puzle utilizando los elementos de nuestros cañones y obtendremos mejoras para la nave, algo de lo que hablaremos en el siguiente apartado.

Además de los asentamientos y agujas, lo que habrá en mayor número en los planetas, dejando al margen los enemigos, serán los puestos. Estos podrán ser refinerías, talleres, observatorios o armerías. Algunos estarán ya habitados y otros tendremos que reclamarlos una vez avance la historia. Ofreciéndoles ayuda ya sea en forma de misiones o entregándoles materiales de recolección o con dinero ayudaremos a su crecimiento.

Las refinerías nos darán una buena cantidad de Electrum, la moneda del mundo de Atlas, cada cierto tiempo, esta cantidad incrementará dependiendo del número de refinerías que haya en todo el sistema. Los talleres nos venderán potenciadores y también nos enviarán un cargamento de estos cada cierto tiempo. Los observatorios nos darán visibilidad completa en una gran zona del mapa y las armerías desplegarán aliados que defenderán el planeta cuando no estemos.

Personalización y piezas

Nuestro piloto, nave, sus alas y sus armas son muy personalizables. De hecho, nada más empezar el juego nos abrumará todo lo que se puede configurar nuestro equipamiento.

Dependiendo de la edición del juego que hayamos adquirido contaremos con un mayor o menor número de personajes seleccionables, naves y armas para equiparles a estas.

Cada personaje podrá subir de nivel según la experiencia que ganemos completando misiones o derrotando a enemigos. Cada vez que suba un nivel podremos gastar un punto de mejora en su árbol de mejoras, los cuales nos darán potentes beneficios.

A cada nave se le pueden equipar dos alas, una a cada lado, como la lógica manda. En cada ala podremos montar un arma.

Tanto la nave como las armas tienen ranuras para potenciadores, los cuales nos darán grandes mejoras en la cantidad de daño infligido, cadencia de disparo, velocidad de movimiento, resistencia de la nave, entre muchas otras.

Las Equinox, la nave principal de la iniciativa Starlink, estará en todo momento en el espacio. Obteniendo nova podremos mejorarla y ella nos brindará más ranuras para equipar mayor número de potenciadores en nuestra nave o armas. Además de las ranuras, también nos dará distintos beneficios como mayor daño a unidades enemigas, equipar con mejoras armas a los habitantes de los distintos planetas, entre muchos otros.

Los juguetes

Los juguetes coleccionables no son imprescindibles para completar la aventura ni ninguna de las misiones secundarias, pero sí lo son para completar el juego al 100%. Varias de las mejoras de la Equinox requieren de algún personaje en concreto para poder comprarlas o de tener a los personajes a cierto nivel y es una auténtica lástima.

El juego está bastante bien diseñado para no requerir de algún arma concreta para poder avanzar. Es cierto que ciertas armas causan un mayor daño a los enemigos del elemento contrario, pero aun dañándoles poco con las que tengamos, algo les haremos y, pese a que nos vaya a llevar un buen rato acabar con ellos, podremos hacerlo.

Sin embargo, como acabo de comentar, no podremos desbloquear todas las mejoras de la Equinox sin tener a todos los personajes. Esto no es imprescindible para completar la aventura, insisto, pero a los puristas como yo, les dará rabia. No costaba nada que una vez completada la aventura pudiésemos desbloquear todas las armas, al menos para poder conseguir el 100% como recompensa, pero visto queda que a Ubisoft no le pareció adecuado.

El desarrollo

Los 7 planetas de Atlas los iremos visitando a medida que avance la trama. Por lo general iremos haciendo las misiones principales que nos ordenen desde la Equinox. En cualquier momento podremos pedirles también una misión secundaria para obtener recursos, aunque no esperéis que estas sean muy variadas.

Los puestos, como he dicho anteriormente, requerirán de nuestra ayuda para crecer y pueden también pedirnos misiones secundarias, pero insisto, varían entre 4 o 5 posibles. Es una auténtica lástima que no hayan puesto más empeño en esto, pero pronto descubriremos el motivo.

Una vez que empecemos a explorar los distintos planetas, estos nos abrumarán con su tamaño y con todo lo que tendremos por hacer, pero, esto tiene trampa. Los planetas no son tan distintos los unos de los otros.

Lo que tenemos que hacer en cada planeta es prácticamente lo mismo. Derrotar enemigos fuertes, como Extractores o Titanes, crear o ayudar en bases, recuperar asentamientos, entre algunas otras. Lo mismo una y otra vez en los 7 planetas, algo que tras el cuarto, siendo generoso, se hace bastante cansino y repetitivo.

Además, todos los edificios son idénticos en diseño, refinerías, observatorios, asentamientos, armerías., todos. Parece que hubiese un único arquitecto para los 7 planetas y todo fuese construido a imagen y semejanza del primero. Por mucho que haya un enorme cambio visual de planeta a planeta, esta diferencia es muy engañosa, ya que sólo cambiará la fauna, los enemigos y el entorno. Toda edificación será idéntica a las que ya hayamos visto.

Además los enemigos tampoco cambiarán tanto ya que todos parten del diseño original del enemigo llamado “cíclope”, los hay con distintos elementos, más grandes o más pequeños, pero todos tienen un cierto parecido. Cada planeta contará con 3 enemigos principales, además de Extractores y Titanes, así que nos cansaremos de ver a los mismos enemigos una y otra vez.

Se me olvidaba mencionar a los diablillos, que también serán idénticos en diseño, sólo variarán en el elemento al que son débiles. En el caso los piratas pasa tres cuartos de lo mismo o incluso peor, ya que estos no variarán siquiera en diseño, sólo tienen 2 o 3 tipos de nave diferentes y siempre dirán las mismas frases.

El espacio

La primera vez que nos movamos por el espacio lo disfrutaremos mucho, nos dejará con la boca abierta igual que cuando visitamos el primera planeta, pero pronto le veremos la trampa, incluso antes de descubrir la trampa de los planetas.

El espacio está vacío. Vale, me explico. No está vacío de contenido, pero sí de vida. Es como una zona muerta, llena de 2 o 3 cosas que las repiten hasta la saciedad. Es como el mapa general del juego que tendremos que cruzar para ir de un planeta a otro, menos mal que en cierto punto de la aventura podremos usar el viaje rápido.

El espacio está lleno de basura espacial, donde en ocasiones podremos encontrar algún potenciador. También encontraremos campos de asteroides que tendremos que esquivar con cuidado. De vez en cuando nos daremos de bruces contra las trampas de los forajidos y habrá una pequeña batalla con ellos. Tras la batalla descubriremos su guarida y podremos adentrarnos en ella para obtener algún potenciador.

Cuando hayamos avanzado algo en la trama empezarán a aparecer acorazados en el espacio, tanto de la legión como de los forajidos. Cada uno se destruye de una manera diferente y es un combate bastante espectacular y entretenido, a la par que difícil. Sin embargo, cuando veamos en el mapa que hay unos 10, ya sabemos lo que toca, lo mismo de siempre en cada uno de ellos.

Afortunadamente, destruir un acorazado de los forajidos nos dará una serie de potenciadores y para destruir uno de la Legión tendremos un curioso combate contra su núcleo claramente inspirado en Starwing de Super Nintendo. Más allá de eso, repetición, como siempre.

Misma cantidad de cal que de arena

Hasta ahora parece que hayan habido más criticas que alabanzas al juego, pero debo admitir que Starlink: Battle for Atlas no es un mal juego. La idea es realmente buena, pero le ha faltado mimo, bastante mimo. Ante todo pienso que ha faltado ambición, la ambición necesaria para hacer algo mucho más grande.

Técnicamente esa brillante en el diseño de los planetas. Tiene algo de popping, porque podemos movernos a gran velocidad con la nave y el juego no carga a la misma velocidad la distancia de visión, pero es algo que se le puede perdonar.

Jugablemente es un juego redondo, en ningún momento notaremos que no tenemos el control de nuestra nave. Si logran matarnos será únicamente por error por nuestra parte. Al principio cuesta un poco adaptarse en la fase de planeo a ras de suelo, pero a las pocas horas estaremos saltando y usando el turbo sin parar.

Además, algo que apenas he notado y eso que se trata de un juego de Ubisoft, son los bugs. Es un juego bastante pulido en ese aspecto.

Sonoramente es un juego bastante pobre. El juego apenas cuenta con banda sonora. En cuanto a efectos de sonido no se puede decir lo mismo ya que los habrá por todas partes y en muchos casos a demasiado volumen.

No puedo quedarme sin mencionar el sublime doblaje al castellano con el que cuenta. Un doblaje genial que dotará de muchísimo carisma a los personajes y nos hará engancharnos aún más a esta serie de animación, digo, juego. Nos hará mucha gracia reconocer a varios dobladores de otros juegos o series de animación. Por desgracia, nos cansaremos de escuchar las frases de personajes secundarios de los planetas, ya que dirán lo mismo una y otra vez.

La nota

Como acabo de decir en el punto anterior, Starlink: Battle for Atlas es un juego con ideas geniales, pero mal ejecutadas. Es un título que podría haber dado mucho más y eso da mucha rabia.

La fantástica sensación y disfrute que brinda al jugador en su primera mitad, dista por completo con la de la segunda mitad del juego. Un título al que le ha faltado ambición.

Es un juego muy disfrutable si vamos directos a la aventura principal, la cual nos puede durar cerca de 20 horas. Si tratamos de conseguir todo en cada planeta antes de pasar al siguiente, nos habremos cansado por completo del juego tras el tercer planeta y, por consiguiente, lo habremos abandonado.

La aventura adicional del equipo Starfox contará con vídeos propios donde sentiremos que estamos jugando a un juego de la saga de Nintendo. Sin embargo, ni mucho menos es así ya que tendremos que explorar varios puntos del sistema Atlas en busca de Wolf donde lucharemos con él en un intenso combate final. Nos dejará con ganas de más.

Quizás la nota más justa para este juego fuese menor a la que le voy a dar. Sin embargo, me ha hecho soñar y disfrutar de un título realmente original durante unas cuantas horas. También me ha hecho odiarlo intensamente durante otro buen puñado de horas. Además, de la rabia que siento no he completado siquiera el 100% ya que es necesario comprar el resto de armas.

Así que antes de que me invada de nuevo la rabia y le baje todavía más la nota, Starlink: Battle for Atlas se va a llevar la siguiente.

 

Nota: 7

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.