Reseña: Final Fantasy XV Windows Edition

Final Fantasy XV tenía algo, ese algo que servidor quería, ese algo que no encontraba en la saga desde hace muchos años y por lo cual la había dejado de lado y eso que los clásicos me encantaron. Lo que no esperaba, bajo ningún concepto es que me fuese a apasionar y a entrar de lleno en ese limitado listado de videojuegos que me han emocionado, enamorado y marcado como pocos. Un juego que que parecía poco más que una “road movie a la japonesa” ha terminado siendo una aventura épica, emotiva y apasionante. Además de ser el mejor homenaje a toda una saga con más de una veintena de títulos a sus espaldas.

Antes de nada, debo remarcar que servidor no probó el juego base. Es decir, que desconozco el estado en el que este título fue lanzado al mercado en el año 2016. La versión que he jugado es la Windows Edition, que viene a ser la misma que la Royal Edition de consolas, pero con mejoras visuales. Por tanto tengo todo el contenido descargable del pase de temporada, nuevas mazmorras, nuevas escenas de video, nuevos jefes y demás parafernalia.

A los jugadores de siempre y a los que hoy descubrís Final Fantasy

Con esa frase comienza el juego nada más arrancarlo. Una declaración de intenciones. Final Fantasy XV venía con la intención de revolucionar la saga y devolverla a los estándares de calidad que a una saga tan veterana se le deben exigir. Ya os adelanto que bajo mi punto de vista ha logrado con creces todo lo que se proponía.

Visualmente el juego es una delicia. Incluso varios años después, con las mejoras de la Royal y la Windows Edition sigue brillando. Es cierto que algunas texturas se ven un poco anticuadas y aprovecha las cargas difuminando los fondos lejanos. Aun así, está lleno de detalles y exprime al máximo las tarjetas gráficas. Sonoramente tres cuartas partes de lo mismo. Con Yoko Shimomura a la cabeza se marcan una de las mejores bandas sonoras de la historia de la saga con melodías que perdurarán en nuestra cabeza durante meses o incluso años. Y el detalle de poder poner de música en el coche temas de otros juegos de la saga me pareció una genialidad.

La historia del juego no deja de ser la típica historia del viaje del príncipe para terminar siendo coronado Rey. Dos naciones en guerra Lucis y Niflheim, la primera poseedora de un cristal, la segunda una potencia militar que quiere hacerse con el cristal y el resto ya lo sabéis. Una historia que hemos visto en decenas y decenas de videojuegos. En esta ocasión el protagonista es el príncipe Noctis Lucis Caelum del Reino de Lucis, cuyo viaje consistirá en restaurar la paz en su querido Lucis. Sin embargo, Noctis no tiene esa personalidad decidida para trabajarse su ascenso a Rey, no al menos al principio. No deja de ser un chaval de 20 años pasota, un emo de un dorama genérico Coreano.

El juego cuenta con una estética futurista, pero tomando elementos de cosas de hoy día, como son por ejemplo las cafeterías, las gasolineras o los viajes en coche. Algo que chocó mucho al principio, a servidor especialmente. Final Fantasy solía tener lugar en mundos de fantasía con barcos voladores, clásicos mundos de magia y hechicería para entendernos, por tanto, pasar por el aro los coches y carreteras me descolocaba totalmente. Literalmente eran “4 Emos en coche por la ruta 66”. Prejuicios, para qué engañarnos.

Sin embargo, los prejuicios se van enseguida.

El mundo de Eos

La historia de Final Fantasy XV transcurre en el mundo de Eos. Un mapa enorme, para lo que nos tiene acostumbrados esta saga. No hay que olvidar que se trata de un RPG, no es una aventura de mundo abierto como pudieran ser los recientes Assassin´s Creed o The Witcher III. Un mundo grande para ser un Final Fantasy, se entiende. El juego transcurre principalmente en el Reino de Lucis, que es la zona más grande del mapa con bastante diferencia. Es cierto que recorreremos también otras regiones en capítulos más avanzados de la aventura, pero en ellas no tendremos tanta libertad como en Lucis, sino que el juego se volverá bastante “pasillero”. En Lucis si parecerá algo más “abierto” y donde tendremos multitud de quehaceres.

El mapeado está repleto de poblados, gasolineras y aparcamientos en los cuales podremos parar con nuestro Regalia, el coche de Noctis. Más allá de las carreteras y asentamientos encontraremos de todo, desde montañas hasta lagos pasando por enormes praderas. Un mapeado grande y variado repleto de enemigos con los que estableceremos combate y personajes que nos darán misiones secundarias o harán las veces de tiendas o alojamientos.

El juego cuenta con bastantes misiones secundarias, las cuales es importante ir haciendo ya que nos darán gran cantidad de puntos de experiencia. Muchos poblados contarán con cafeterías donde además de comer podremos recibir información sobre el entorno y aceptar misiones de caza, las cuales una vez completadas nos darán bastante dinero.

Desperdigados por el mapa encontraremos zonas donde acampar. A veces compensa hacerlo ya que de noche salen enemigos mucho más poderosos que los que podremos encontrar de día. Dormir de vez en cuando es recomendable para asimilar toda la experiencia obtenida, ya que en este juego la experiencia no se nos sumará como de costumbre nada más obtenida, sino que necesitaremos dormir para ello. No es lo mismo dormir al raso que en un hotel, este último nos multiplicará la experiencia que fuésemos a asimilar.

Además de la experiencia también obtendremos Puntos de Habilidad. Los cuales podremos canjear en los distintos árboles de habilidades que ofrece el juego y así obtener mejoras permanentes en aspectos de exploración o combate.

El juego también cuenta con mazmorras, aunque no hay demasiadas. La trama principal  de la historia nos hará visitar unas pocas, pero no todas, el resto están destinadas a misiones secundarias. Las mazmorras son un completo laberinto, pero muy bien pensado y nos proponen puzles interesantes. Muchas de ellas son de muy alto nivel y están orientadas al post-game, ya que la aventura principal la podremos terminar alrededor del nivel 50 y algunas de estas mazmorras nos proponen desafíos de nivel 60 o más, lo mismo que las misiones de caza de alto nivel.

Un campo de na… de colegas de gran corazón

Comenzaremos la aventura con un grupo de 4 y la terminaremos con el mismo. Sí, Final Fantasy XV no es de esos juegos de rol donde el grupo se va modificando a lo largo de la aventura. Hay juegos de rol incluso con 20 personajes y otros donde algunos van y vienen. No, para nada, Final Fantasy XV no es de esos.  Prompto, Ignis y Gladiolus estarán desde el principio de la aventura acompañando al príncipe Noctis y así será hasta el final del juego. Es cierto que en capítulos puntuales se nos incorporará algún acompañante, pero eso será esporádico. Incluso en algún capítulo alguno de estos tres compañeros de Noc se irá a hacer otros quehaceres, pero un rato después volverá con nosotros. Lo que les sucede durante ese tiempo de ausencia nos lo cuentan en los DLC.

El cuarteto de personajes es uno de los aspectos fundamentales del juego. Prácticamente todo gira en torno a ellos. Es cierto que la historia principal es la de Noctis, pero los 3 amigos tienen un papel crucial en ella. Al principio del juego pueden parecer un tanto pesados, pero conforme juguemos más y más, iremos viendo su lado humano, su enorme cariño, o tal vez algo más, y que están dispuestos a dar la vida por Noc. Los personajes no dejan de hablar entre ellos cuando van en coche, cuando se disponen a dormir, cuando vamos corriendo por la pradera, cuando corremos en Chocobo e incluso nos dan consejos durante los combates. Literalmente no callan, pero eso es justamente lo mejor.

El juego cuenta con unos diálogos geniales y está muy bien traducido al castellano, lástima que no cuente también con doblaje en nuestra lengua. Al montar en Chocobo Prompto te desafía a carreras y te llama “lentorro”, cuando cae la noche Ignis detiene el coche y te recomienda buscar una posada y cuando amanece Gladiolus te despierta temprano para ir a entrenar con él. Y estos son sólo unos pequeños ejemplos de la enorme y trabajada personalidad que han dado a estos geniales compañeros de Noc.

Además de cogerles cariño cuando están animados y felices, se lo coges también cuando les ves sufrir y padecer. Según avanzamos en la aventura y especialmente cuando empiezan a sucederse los combates y escenas más duras, nuestros compañeros sufrirán y mucho. Veremos a los personajes ser heridos de gravedad, sufrir enormes daños y después de todo el cariño que les hemos cogido mientras recorríamos el enorme reino de Lucis y lo bien que nos lo pasábamos a su lado, te duele, te duele mucho verles sufrir. El juego consigue esto de una manera magistral.

Es cierto que el juego gira en torno a este cuarteto, pero también habrá otros personajes importantes en la trama como por ejemplo Lunafreya, a la que también cogeremos un gran cariño. Contaremos también con la inestimable ayuda del eterno Cid, personaje que aparece en todos los juegos de la saga, o de Cindy, su nieta. Y también de otros muchos personajes que nos irán guiando en nuestro cometido. No me quiero meter a hablar de los enemigos, por miedo a cometer algún spoiler, pero simplemente diré que les coges rabia, mucha rabia.

Combates simples y dinámicos

Final Fantasy XV se deshace de un plumazo de los combates por turnos. No es ni mucho menos el primer juego de la saga en hacerlo, pero si me lo permiten, sí el que mejor lo hace, o al menos el que lo hace más divertido y sencillo. Contamos con cuatro acciones básicas: atacar, evadir, bloquear y realizar ardides (ataques por la espalda). Los tres compañeros se moverán y posicionarán según lo vean conveniente y debo reconocer que la IA de este juego no lo hace nada mal. Las acciones como bloqueos y ardides pueden ser potenciadas realizando un bloqueo conjunto o ardid conjunto si en el momento de realizarlos tenemos un compañero cerca.

El movimiento principal de Noctis es el Lux. Con este movimiento lanzaremos el arma y nos lanzaremos de forma instantánea hacia ella. En caso de realizarlo sobre un enemigo, se llamará Lux Impetus y le provocaremos gran cantidad de daño. En el escenario existen puntos diseñados específicamente para lanzarnos a ellos, los cuales nos proporcionarán recuperación de salud y energía y en este caso se conoce como Lux Itineris.

Aunque manejemos siempre a Noctis, podemos pedir a los compañeros que realicen una de sus destrezas si tenemos la barra de grupo lo suficientemente llena. Unas destrezas que las habremos equipado previamente en el menú de habilidades y equipamiento. Cada compañero podrá utilizar 2 tipos de arma: Gladiolus mandobles y escudos, Prompto pistolas y artefactos e Ignis dagas y lanzas, Noctis por su parte puede utilizar cualquier tipo de arma. Podremos llevar equipadas hasta 4 armas con Noc, pueden ser del mismo tipo o completamente distintas, pasando por magias e incluso armas de coro espectral (legendarias), con las cuales podremos también realizar un remate combinado con los compañeros que inflige enormes daños.

Como buen juego de la saga Final Fantasy también contaremos con invocaciones. En este título se las conoce como Sidéreos, entre los cuales encontraremos a clásicos de la saga como son Titán, Shiva, Bahamut, Leviatán o Lamú. Noctis será capaz de invocarlos siempre y cuando los hayamos derrotado y obtenido, obvio. Sin embargo, no se pueden invocar a placer, sólo podremos hacerlo cuando estemos en una situación de gran peligro o ante enemigos muy poderosos. La escena de invocación es simplemente espectacular y provocará enormes daños, rompiendo cualquier límite.

Las magias son sin lugar a dudas el punto más irrelevante de los combates en Final Fantasy XV. Es cierto que pueden ser muy eficaces contra según qué enemigos, pero por su limitado número de usos, su aburrido proceso de fabricación y su alto tiempo de espera para poder volver a utilizarlas, se quedan en un segundo plano durante casi toda la aventura. Son muy prescindibles.

Dicho todo lo anterior sobre los combates, se antojan realmente simples y muy repetitivos. Eso no los hace aburridos en absoluto, es sólo que carecen totalmente de estrategias. Lux Impetus al enemigo, pegar un poco, utilizar alguna destreza de compañero, Lux Itineris para recuperar salud y volver a la carga, de vez en cuando algún bloqueo y ya. Contra los jefes tres cuartas partes de lo mismo. No hay estrategias propiamente dichas, es pegar y pegar, estar atento para los bloqueos y poco más hasta que caigan.

Por otro lado está la desastrosa cámara. En espacios cerrados no para de colisionar con el entorno y muchas veces se sitúa en puntos que no nos dejan ver correctamente los movimientos del enemigo. Un punto muy a mejorar en posteriores iteraciones de la saga.

Contenido adicional

Un contenido que se fue añadiendo a posteriori y que ya viene incluido en la Royal y la Windows Edition, excepto el Episodio Ardyn. Para servidor, este contenido es un tanto decepcionante ya que se tratan de episodios realmente cortos. Algunos de ellos sí que añaden unos matices interesantes e importantes a la historia de algunos personajes, pero, lo dicho, cada Episodio a duras penas llega a un par de horas de duración como máximo y que nos brindan unos sistemas de combate algo diferentes y poca personalización, ni de nivel ni de habilidades o armas. Al terminarlos podremos afrontar un modo arcade por puntuación y un duelo y nos aportarán armas y atuendos para la aventura principal.

El Episodio Gladiolus nos cuenta el desafío que tiene que afrontar este simpático cachas para afianzarse como el escudero del futuro rey, es decir, de Noctis. Un desafío que transcurre en una cueva dividida en 4 secciones, cada una con su jefe y un jefe final definitivo que es un tremendo homenaje a uno de los Final Fantasy clásicos, no os contaré a cual. Un combate orientado a armas a dos manos y bloqueo con escudo.

El Episodio Prompto por su parte nos cuenta una historia bastante dura sobre el pasado de este colega rubio. Un pasado duro, del que algo nos cuentan en los últimos capítulos de la aventura, pero aquí se expande mucho más. Utilizaremos principalmente armas de fuego y tendremos que evitar en la medida de lo posible el enfrentamiento cuerpo a cuerpo, ya que Prompto es el personaje más débil.

El Episodio Ignis a mi juicio es el mejor. El más frenético en los combates con algún aspecto jugable sorprendente. Además tiene un final realmente épico y que explica un detalle importante en el desarrollo de la historia principal para este personaje.

El modo multijugador llamado Final Fantasy XV: Comrades nos pone en la piel de un Glaive, un guardia de élite del reino de Lucis, protectores del Rey. Un personaje que personalizaremos en apariencia y que en combate funcionará igual que Noctis. Un modo que nos da un poco más de lo mismo que nos daba el juego. Tendremos misiones secundarias, podremos fabricarnos armas, mejorarnos el equipamiento y salir a realizar misiones o cazar monstruos en solitario con personajes controlados por la IA o con otros jugadores. Para quien se quedase con ganas de más, que no fue mi caso.

Durante un tiempo estuvieron también en desarrollo episodios orientados a los personajes Ardyn, Aranea, Lunafreya y Noctis los cuales añadirían finales alternativos. Por desgracia tres de estos terminaron siendo cancelados y al final sólo fue lanzado el Episodio Ardyn.

El Episodio Ardyn nos cuenta el pasado de este peculiar personaje. Conoceremos por qué hace lo que hace y los motivos que le llevaron a ser como es. Es sin duda el episodio más largo y pese a que la primera mitad es bastante rollo, la segunda nos da aproximadamente una hora de entretenimiento haciendo lo mismo una y otra vez. Se nota a todas luces que se estaban planificando otros DLC, ya que el de Ardyn es bastante diferente a los otros tres. Es más largo, con bastante historia y buena dosis de combates, aunque el final sea bastante abrupto y un tanto decepcionante. Existe también una breve precuela animada de este episodio, que es interesante para conocer un poco los hechos que no se terminan de contar bien en este DLC.

Serie y película

La película Kingslave: Final Fantasy XV narra los hechos que suceden durante el principio de Final Fantasy XV desde otro punto de vista, en esta ocasión por parte del Rey Regis y sus glaives. Técnicamente la película es impresionante y sonoramente es calcada al juego, pero es bastante larga y termina haciéndose bastante pesada. Es francamente interesante verla para entender mejor los hechos del comienzo del juego, algo que el juego no explica demasiado bien, eso sí, no esperéis ver ninguna maravilla en lo argumental ya que los glaives tienen la personalidad e inteligencia de un botijo.

La serie de animación Final Fantasy XV: Brotherhood ahonda en los lazos de amistad del cuarteto protagonista de juego. Conoceremos más sobre la niñez de Noc y su juventud y también de la de sus compañeros, para así tener más contexto sobre su comportamiento siendo ya veinteañero. Consta de 5 capítulos y en una escasa hora se puede ver. Es bastante amena y entretenida, la verdad es que el cuarteto protagonista es genial tanto en el juego como en la serie.

Juego principal, varios DLC, precuela animada de uno de ellos, película, serie y además de otro juego llamado King´s Tale, un juego retro que cuenta algunos hechos que sucedieron 30 años antes de la historia del juego. También hay muchos más juegos y contenido en este mismo universo, pero no añaden contenido relevante a la historia. Sin duda todo esto es demasiado contenido. Este detalle le ha hecho recibir bastantes críticas al juego y no es para menos. No es imprescindible ver o jugarlo todo. El juego base cuenta las cosas lo suficientemente bien como para que jugando únicamente a él nos enteremos de toda la historia de Noctis. Ese es el principal problema, que sólo nos enteraremos de la historia de Noc. Jugarlo y verlo todo da contexto a muchos aspectos que no se tocan durante el juego y el contexto es muy importante para entender muy bien ciertos comportamientos o decisiones que se toman durante la aventura. Un contenido demasiado desperdigado que en su conjunto nos cuenta toda la historia del Mundo de Eos.

Conclusión

Una obra maestra. No es perfecto, se le notan algunas prisas a partir de la mitad del juego y no está exento de errores entre ellos una cámara algo caótica y un ritmo con altibajos. Sin embargo, los personajes, a quienes ves sufrir y padecer durante la aventura son tan buenos y están tan bien paridos, que les coges un nivel de cariño que pocas veces he visto en un videojuego. Visualmente está lleno de detalles y es brillante, la historia y la banda sonora son excelentes y si les sumas los geniales personajes obtenemos una aventura preciosa, emotiva y épica a partes iguales. Una vez terminado no queda otra que gastar pañuelos y aplaudir.

Durante días tras su finalización servidor sólo podía otorgarle un 10, un rotundo diez porque la historia, la banda sonora y los personajes compensan cualquier defecto que el juego pudiera tener. Tras jugar a los DLC y unos días de reposo y asentamiento, siendo completamente justos el juego no merece un diez por los defectos ya comentados. Sin embargo, insisto, la historia, la banda sonora y personajes son de 10, son inolvidables, de lo mejorcito de toda la saga Final Fantasy en esos tres aspectos. Sin embargo, de media en todos sus apartados la nota del juego será un poco inferior.

NOTA

Gráficos 9
Sonido 10
Jugabilidad 8
Duración 9
Diversión 9

9

IMPRESCINDIBLE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .